¿Sirven para blanquear los dientes los tratamientos caseros?

Blanquear los dientes es uno de los objetivos más comunes de la estética dental. A lo largo de nuestra vida, la interacción de nuestros dientes con distintos alimentos y productos (como el tabaco) acaban por teñir el esmalte y alejarnos de nuestra sonrisa ideal.

No es de extrañar, por tanto, que muchas personas acudan a tratamientos caseros, con mayor o menor éxito, tratando de encontrar un atajo para su problema.

La primera opción para muchos son las pastas de dientes blanqueadoras. Aunque es posible que ayuden a conseguir un tono algo más blanco, su efecto no impacta en las manchas más persistentes. Debido a los elementos abrasivos que muchos de estos dentífricos contienen, a largo plazo su uso puede acabar por dañar el esmalte y producir sensibilidad dental. Siempre es mejor utilizarlas siguiendo las recomendaciones de un profesional.

En la red, muchas páginas recomiendan el uso de bicarbonato, zumo de limón o incluso vinagre para blanquear los dientes. Sin embargo, estos consejos pueden hacer más mal que bien: aunque inicialmente veamos progresos positivos, en realidad no estamos blanqueando nuestro esmalte dental sino eliminándolo. La acidez de estos alimentos perjudica la capa de nuestros dientes que los protege del exterior, por lo que dañan nuestra salud bucodental.

Otro ingrediente de moda para blanquear los dientes en casa es el carbón activado, del que ya hablamos en este artículo. Este producto, que habitualmente se utiliza en procesos de desintoxicación, es útil para absorber todo tipo de químicos, metales pesados o tóxicos. Como derivado de este uso, se considera que cepillarnos varias veces a la semana con carbón activado puede ayudarnos a eliminar las manchas de nuestros dientes. Sin embargo, el uso de carbón activado no está aprobado para ningún producto de blanqueamiento dental.

Si crees que blanquear los dientes te ayudaría a tener una sonrisa más bonita, consulta a nuestros profesionales. Te propondrán las opciones con las que conseguirás mejores resultados, y podrás utilizar algunas de ellas en tu casa. No juegues con tu salud, y ponte en manos de expertos.

 

Related Posts

Deja un mensaje