¿Cómo hacer frente a la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental es una afección más común de lo que inicialmente podamos suponer. ¿Alguna vez te han dolido los dientes al morder un helado? ¿Has sentido un pinchazo al tomar bebidas calientes? Pueden ser casos iniciales de una sensibilidad dental que tendrás que cuidar para evitar que se vuelva más dolorosa e incómoda.

La sensibilidad dental es la causa más frecuente de dolor dental. Suele aparecer entre los 20 y los 40 años, afectando a 1 de cada 7 adultos. En los últimos años se ha visto una tendencia a aparecer en edades más temprana, debido al aumento del consumo de dulces y bebidas azucaradas.

La causa de la sensibilidad dental es el descubrimiento de la dentina, que se da cuando el diente pierde su protección tras la retracción de una encía o el desgaste de un esmalte. Cuando esto sucede, los estímulos externos pueden acceder a las terminaciones nerviosas, provocando una intensa sensación de dolor.

Hay algunas prácticas que pueden mejorar los síntomas de la sensibilidad dental e, incluso, ayudar a limitar su extensión:

  • Una buena rutina de higiene bucodental es imprescindible. Deberemos utilizar un cepillo de dientes suave, y cambiarlo con la frecuencia recomendada de tres meses. La constancia en el cepillado es imprescindible.
  • Evitar, en la medida de lo posible, el consumo de azúcares y ácidos. Este consejo también incluye algunos medicamentos ácidos que se disuelven en la boca. En el caso de consumirlos, lo recomendable es cepillar los dientes en los siguientes 30 minutos para minimizar su impacto en nuestra dentina.
  • Uso de productos abrasivos, como las pastas de dientes blanqueadoras. Algunas de estos dentífricos pueden contener elementos abrasivos que pueden llegar a desgastar notablemente el esmalte. Su uso continuado puede acabar por dejar al descubierto la dentina y producir así sensibilidad dental.

Si el dolor no nos permite hacer una vida normal, o cuando causa dificultades para comer con tranquilidad, la mejor opción es consultar el caso con un profesional. El dentista sabrá proponernos las mejores opciones para solucionar el problema, y nos dará consejos para implantar en nuestro día a día.

Related Posts

Deja un mensaje